Apoyamos el pedido de SIDUNRN contra la toma de la UNRN

SOBRE LA TOMA DEL VICERRECTORADO DE LA SEDE ALTO VALLE-VALLE MEDIO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE RÍO NEGRO

Por medio del presente comunicado instamos a quienes están realizando la toma de La Casona, sede del vicerrectorado, a levantar la medida. Fundamentamos este pedido en el conocimiento acerca de los graves perjuicios que genera una medida de estas características en el funcionamiento de una sede que abarca seis localizaciones extendidas a lo largo de 234 kilómetros.

Como entidad gremial apoyamos los reclamos realizados por colectivos legítimamente constituidos y acordamos con las diferentes estrategias de lucha que confluyan en el objetivo de defender la Universidad Pública en un contexto de ajuste por parte del gobierno nacional, que afecta no sólo a las áreas de Educación, Ciencia y Tecnología, sino también a Salud pública y otras áreas de acción social del Estado. En tal sentido, hemos participado de toda manifestación y acción pacífica que visibilizara esta situación a través de marchas, abrazos simbólicos, clases públicas y una diversidad de acciones que posibilitaron la apertura del diálogo con el gobierno nacional.

Es necesario destacar que el conjunto de la comunidad educativa no se siente representado por un grupo minoritario que se arroga la representatividad de los tres claustros en una “asamblea” realizada en la ciudad de Cipolletti, no sólo desconociendo los mandatos de dos asambleas con más de doscientos participantes que se proclamaron por la “no toma de Valle Fértil” y “no tomas en la UNRN”, sino que además se adjudica la facultad de actuar en nombre de cinco localizaciones que no fueron consultadas.

Menos de quince estudiantes y dos docentes conforman la “asamblea interclaustro” que tiene en vilo a la sede Alto Valle-Valle Medio, haciendo peligrar la continuidad del ciclo académico.

Partidarios del diálogo y de la discusión respetuosa de la diferencia, repudiamos los actos de destrato y difamación de compañeros/as afiliado/as, de todo integrante de la comunidad educativa de la UNRN y de todo aquel/ella que haya expresado su disconformidad con respecto a la “toma” de la sede del vicerrectorado de la sede Alto Valle-Valle Medio. Consideramos que el insulto, el agravio y el acoso no forman parte de los valores y principios democráticos propios de la vigencia de un Estado de derecho. Bregamos por el derecho a manifestarse libremente, pero observamos con profunda preocupación la práctica de “escraches” como metodología de expresión de ideas, que contribuye a la confusión al equivocar con quién debemos enfrentarnos.

Por lo tanto, llamamos a la reflexión y pedimos retomar la vía del intercambio y trabajo coordinado, para afrontar los embates de las políticas neoliberales que pretenden desfinanciar nuestra Universidad Pública.

A través del presente documento, expresamos la necesidad de encontrar una vía de resolución pacífica del conflicto, en el marco de la vigencia de la ley y del respeto por la diferencia.