CARRIÓ, OTRA VEZ CONTRA LOS TRABAJADORES

VOLVIÓ A PEDIR UNA REFORMA LABORAL “DE PESO” SIMILAR A LA BANELCO MENEMISTA
“Hay trabajo pero no gente capacitada”

 

En declaraciones a los medios de prensa, la diputada del PRO negó que el problema del empleo respondiera a la falta de puestos de trabajo y apuntó, en cambio, contra la falta de capacitación de los trabajadores. En la misma línea de Esteban Bullrich, que le propuso a los despedidos dedicarse a la cervecería artesanal, para Carrió hay “mucho trabajo autónomo para hacer”.

En otro de los intentos de campaña para minimizar los efectos de la caída en la producción, el aumento de la pobreza, los despidos masivos y el continuo cierre de empresas, la candidata del PRO Elisa Carrió sacó a relucir una insólita justificación del desempleo creciente. Dijo que “el problema” en Argentina no es la falta de trabajo sino que no hay personas capacitadas para ser empleada. Siguiendo con: “El problema es que hay trabajo, pero no hay gente capacitada para ese trabajo“.

En este sentido, recomendó que “lo que hay que ver es qué se hace con la formación” porque, insistió, “hay trabajo”. “Incluso, hay mucho trabajo autónomo para hacer”, elucubró en sintonía con su par de campaña a senador bonaerense Esteban Bullrich, quien ayer recomendó a las personas que perdieron su empleo en este último año y medio dedicarse a la producción autónoma de bebidas alcohólicas.

Para Carrió los responsables de los problemas de nuestro país son los trabajadores, repitiendo las mismas frases que escuchamos en la época neoliberal de Menem y de De La Rua.